Más información Entendido
La empresa Entrenarme se consolida como el primer buscador de expertos en el deporte

Gracias a esta aplicación varias profesiones del mundo de la actividad física consiguen encontrar su hueco en el mercado laboral. Fisioterapeutas, nutricionistas y entrenadores personales tienen a su alcance una inigualable base de datos de potenciales clientes para ofrecerles sus servicios.

Uno de los grandes problemas de estos colectivos es darse a conocer y conseguir que sus clientes les encuentren. Entrenarme da visibilidad y pone en contacto a personas que quieren ser 'entrenadas' con técnicos de primer nivel en todo tipo de materias.

En ocasiones se tiende a pensar que entrenar de manera individual con un profesional del deporte es algo sólo al alcance de las estrellas de Hollywood o de deportistas profesionales. Sin embargo, Entrenarme ha dejado claro que no es así, gracias a los más de 10.000 técnicos que pone a disposición de los usuarios.  Decidir el precio de sus servicios sigue siendo cosa del entrenador.

Los fundadores de Entrenarme, Diego Moya y Sebastien Borreani, son dos entrenadores personales que se dieron cuenta de la necesidad de acercar su trabajo a los usuarios, y ahora lo consiguen para todos sus compañeros generando oportunidades laborales.

Ofrecer un entrenamiento personalizado y duradero

Se calcula que un 40 % de los que se apuntan al gimnasio tiran la toalla el primer año, un 70% lo hace en los siguientes 12 meses y un 90% de las personas que empiezan una dieta abandonan. Evitar esta tasa de fracaso es una de las misiones del entrenamiento personalizado. Una opción que no se plantean muchos hasta que conocen las facilidades que da Entrenarme para ello.

Todo el proceso se realiza de una manera transparente y segura, velando por los intereses tanto de los entrenadores como de los profesionales del deporte. Una vez que un entrenador personal decide registrarse en Entrenarme, consigue una web profesional propia para darse a conocer, una lista de contactos de posibles clientes, y consigue mejorar su imagen de marca de manera directa. La libertad de sus servicios se mantiene intacta, pero el entrenador consigue que le conozcan muchos más potenciales clientes.

Presencia Internacional

Gracias a su presencia en España, Reino Unido, Estados Unidos y Chile, la empresa valenciana no tiene límites a la hora de conseguir que sus entrenadores y centros puedan ser contactados por todo tipo de personas. Cerrando 2017 con más de cinco millones de facturación para sus usuarios. 

Además, para mantener la reputación de sus servicios, Entrenarme verifica a los profesionales que se deciden a ofertar sus servicios, garantizando el nivel de los ‘coaches’.

Los profesionales no tienen ‘nada que perder’ por promocionar su nombre en este escaparate virtual. Conseguir ser los elegidos sobre el resto de los entrenadores personales sólo depende de su capacidad para promocionar sus servicios y de la satisfacción de sus clientes, que con sus opiniones positivas facilitan que otros apuesten por los servicios. El ‘boca a boca’ en su versión 2.0.