La cerrajería está viviendo un momento de expansión y auge y además cuenta con profesionales cualificados y con años de experiencia dentro del sector y ofrecen servicios de calidad y profesionalidad. 

El hecho de que los ciudadanos hayan pasado mayoritariamente los últimos meses más tiempo en sus hogares, ha hecho que se den cuenta de la necesidad de mejorar el entorno que les rodea en la vivienda. Ello conlleva mejoras en materiales y elementos relacionados con la cerrajería. 

Los diferentes productos derivados de la cerrajería se han instaurado como elementos del diseño, de interiorismo y de la arquitectura aplicada al interior de los hogares.

Muebles de forja

La forja ha pasado de estar limitada o restringida a un ambiente rústico a verla, cada vez más, en diseños atractivos de corte más moderno y contemporáneo.

Los muebles de forja están presentes en la decoración actual ya que sus diseños son atemporales y su calidad es duradera. 

Entre los muebles que más destacan por su estilo en forja suelen ser los cabeceros y camas para dormitorios, sillones, sillas, mesas y lámparas, estanterías y otros elementos decorativos como un marco para un espejo. 

Trabajo artesanal

Los trabajos con hierro forjado son totalmente artesanales y se trabajan de forma manual e individual. Aunque hoy en día se utiliza maquinaria moderna para su modelaje y fabricación, no dejan de ser piezas únicas con carácter propio

La innovación más destacada entre los profesionales que se dedican a este oficio es la imaginación a la hora de diseñar la parte estética y decorativa de cada pieza.

En muchas casas antiguas se puede observar el laborioso trabajo de piezas de herrería forjada que forman parte de las puertas y ventanas en cerraduras, bisagras, pomos, manillas y demás elementos. 

Manillas para puertas

El tradicional pomo o manivela que abre las puertas de un espacio son elementos que pueden ser considerados como adornos a parte de su funcionalidad como parte de la misma puerta necesaria para abrirla o cerrarla. 

Manillas, tiradores, pomos o manillones para puertas los hay de diversos estilos, materiales, colores y formas, pero especialmente destacan aquellas que pueden ser: manillas con placa o manillas con roseta. 

También existe la posibilidad de añadir a estas dos opciones, una cerradura con bocallave para aumentar la seguridad del espacio interior que abre la puerta. 

Manillas con placa

Las manillas con placa para puertas son aquellas que tienen una placa metálica alargada, en vertical, desde donde se sujeta la manivela.  

Manillas con roseta

Las manillas con roseta son aquellas que tienen una roseta de forma circular, alrededor de la manivela encargada de abrir la puerta. 

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *